Diario La Nación – Estilo de vida
15730
post-template-default,single,single-post,postid-15730,single-format-standard,bridge-core-2.5.6,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-,qode-theme-ver-24.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive

Diario La Nación – Estilo de vida

Cocinas, modernas y confortables

Mesones de colores, heladeras recubiertas que se integran a las alacenas, anafes con controles digitales y campanas extractoras desafían a la tradicional cocina y la convierten en un área con cada vez más estilo.

En los espacios de hoy, la modernidad y el diseño priman porque no sólo están pensados para preparar los alimentos, sino para generar comodidad y disfrutarla. “Son únicas porque van en concordancia con el espacio y la necesidad del cliente. No es lo mismo una cocina para alguien que le gusta cocinar que para alguien que la ocupa poco”, cuenta Patricia Chechik, titular del estudio Brukman & Chechik, desde cuyo showroom en Palermo diseñan, producen y equipan viviendas.

La tendencia actual, cuenta, es de cocinas totalmente revestidas, con frentes panelables en las heladeras y lavavajillas del mismo material que los muebles o paredes con modulares suspendidos para alojar la televisión plana. También ganan adeptos la cocina con isla central, que puede hacerse sin necesitar demasiado espacio -dice Chechik- , el uso de acero inoxidable y la iluminación led.

Las cocinas de estilo o gourmet pueden ser áreas independientes o integradas al comedor. La clave es el confort que ofrecen a la familia.

Cada departamento o casa es un mundo diferente, por eso los precios varían mucho según el diseño, el espacio, los materiales y la sofisticación de los accesorios. Una cocina de estilo del estudio puede ir entre los $ 50.000 y 110.000 pesos.

“Incursionamos en distintas raíces culturales, con la intención de proyectar estilos de vida, conjugados con materiales de calidad”, dice Adrián Kachanoski, director comercial de Cucina Bella, que hace amoblamientos de diseño y que en su colección 2013 incluyó las líneas italiana (con vidrio laqueado rojo Ferrari), alemana (enchapados de madera natural) y japonesa (laqueado brillante negro). Sus amoblamientos están entre $ 30.000 y 100.000 pesos.

José Luis Trassari, jefe del local de Palermo de Barugel Azulay, dice que en promedio, un amoblamiento está en los $ 70.000, pero por el área, los artefactos y materiales puede haber una variación de $ 10.000 a $ 20.000. En el local hay una cocina toda de acero, con mesada tipo barra, cava, anafe y campana, y un módulo con puertas electrónicas y cajones motorizados que llega a los 120.000 pesos.

Gustavo Díaz, de Blaisten, dice que para armar una cotización es básico definir las medidas y los artefactos de cocina que se requieran. Un amoblamiento para una cocina pequeña cuesta unos $ 8500, pero una de estilo moderno con todo incluido ronda en promedio los $ 50.000. El precio siempre es variable, pero lo que cuenta es la funcionalidad y el estilo que imponen.